despacho de abogados de jose maria garzon

jose maria garzon abogado
23 diciembre, 2016
jose maria garzon
jose maria garzon
25 diciembre, 2016
jose maria garzon

jose maria garzon

jose maria garzon, curiosidades de pasillo.

Como cada curiosidad que existe en cualquier proceso no deja de extrañarnos, esta semana ha pasado un hecho cuanto menos curioso. Citan en un juzgado de instrucción de los de Madrid a cuatro personas en calidad de investigados. Cuatro personas que estaban el pasado día 22 de diciembre, si, el día de la lotería de Navidad, con sus nervios y preocupaciones, y sobre todo, preparados para declarar. Si alguien ha declarado como investigado alguna vez, sabe de la preparación que esto conlleva y del día de antes que se pasa, y sobre todo esa última noche.

Pues bien, lo que finalmente ha pasado en esa mañana ha sido algo curioso. Resulta que personados los investigados y los miembros del despacho de abogados de jose maria garzon, nos informan que las declaraciones se suspenden porque el oficial encargado esta de vacaciones y el Juez no se sabe si iba a ir en el dia. Evidentemente tal extremo no te lo ponen en ningún papel y nos despachan con un simple lo siento, y ya nos volverán a citar. Por lo menos nos han sellado un justificante de asistencia.

 

No quiero pensar en lo que hubiera pasado si el que no compareciera fuera el investigado. Tampoco quiero pensar en la sensación o impresión que diera ese investigado cara al juez. Y si aplicamos la Ley de Enjuiciamiento Criminal se podía haber ordenado la busca y captura del investigado para ponerlo a disposición judicial.

 

Con este hecho se demuestra la ley embudo que existe en España y la falta de respeto muchas veces por una figura que es la del investigado, que se merece el mayor respecto, reconocido incluso constitucionalmente. Tampoco aparece en la ley ninguna referencia a una presunta indemnización por los perjuicios que hubiera podido ocasionar esta actuación a los investigados ahora perjudicados por una actuación judicial. En definitiva, una sensación de impotencia, mezclada con la del deber de no molestar al Juzgado que te va a investigar.

Jose Maria Garzon abogado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *