jose maria garzon y los contratos de alta direccion

jose maria garzon
jose maria garzon policias y audiencia
2 abril, 2017
jose maria garzon
jose maria garzon y trabajo
6 abril, 2017
jose maria garzon

jose maria garzon

Jose Maria Garzon analiza la situación de los contratos de alta dirección.

¿Son lícitas los contratos de Alta Dirección que contienen cláusulas de jubilación o de fin de contrato multimillonarias de las Cajas de Ahorros que han quebrado porque se encontraban en una situación financiera desastrosa?

 

Desde el despacho del abogado José María Garzón queremos reflexionar sobre la importancia que tiene el equilibrio de intereses sociales en nuestra actualidad.

 

Los poderes públicos no deberían ser insensibles al hecho de la situación económica de las organizaciones y no deberían permitir que los sueldos de sus directivos corrieran dispares a la situación en este caso de las entidades financieras a las que no han sido capaces de hacer rentables.

 

No se trata de ideologías, de partidos o de postulaciones sociológicas, no. Se trata llana y simplemente de equidad. De ponderación. De méritos. De tantos y tantos sustantivos…

 

¿Cómo debe la sociedad permitir una retribución millonaria si la entidad ha ido a la quiebra?

 

Y si no que se lo digan a la Juez de lo social de A Coruña que estima la nulidad de la cláusula de prejubilación de un directivo de una entidad bancaria.

 

Y ello porque al parecer habían obviado dicha cláusula del contrato a la Comisión de Retribuciones y Nombramientos y al Consejo de Administración. Obviamente desde el punto de vista legal dicha acción vicia de nulidad el contrato. Desde el punto de vista moral hace absolutamente indecente la cláusula y por ende el contrato en su integridad. Por último desde el punto de vista social convierte en un absoluto desprecio a la situación económica de la sociedad.

 

No podemos desde el despacho del abogado Jose Maria Garzón sino advertir, como lo hicimos con anterioridad en alguna de nuestras entradas, que el sistema debe de prever la garantía del cumplimiento de ciertas normas éticas que además de las legales deberían impregnar todo nuestro sistema normativo y por supuesto alcanzar a todas las capas de la sociedad.

 

 

Jose María Garzon, abogado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *