jose maria garzon e interrupciones informe final

jose maria garzon
jose maria garzon y pen pujol
8 abril, 2017
jose maria garzon
jose maria garzon conciliación familiar
12 abril, 2017
jose maria garzon

jose maria garzon

En la entrada de hoy desde el despacho del abogado José María Garzón Flores vamos a hablaros de una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid en la que recriminan a un Juez de lo Penal por cercenar el sagrado derecho de defensa de un imputado.

 

En este caso observamos como el Juez predetermina una tiempo para el informe oral tras el juicio de un imputado retirando la palabra a un letrado tras quince minutos de defensa de su informe dándole quince segundos para acabarlo.

 

Los letrados que ejercemos diariamente en estrados, y en el despacho del abogado José María Garzón lo observamos a menudo, debemos de soportar que la carga de trabajo de los jueces les lleve a conminarnos de manera inquisitiva a compilar nuestros alegatos en un tiempo determinado por ellos considerando lo que a cada caso le conviene, sin determinar bajo ningún parámetro la dificultad de ejercer la dirección letrada en un proceso con la obligación de dejar expresadas todas las líneas que tu defensa requieran, no pudiendo dejar al albur de una labor interpretativa del Juez a quo, o sea el que va a Juzgar o el Juez que vaya a entender de los recursos unas apoyaturas en las que creemos que debe sostener la defensa de nuestros representados.

 

Obviamente no nos referimos a aquellos compañeros que se empeñan en repetir tropecientas veces el mismo argumento, ni aquellos que insisten en hablar de los fenicios, lo que nada tiene que ver con el derecho de defensa.

 

Nos referimos a la defensa argumental de la línea de defensa. Coincidimos de plano con la tesis de la Audiencia Provincial de Madrid y estimamos con ella que el informe oral no debe ser nunca interrumpido, que el Juez debe dejar exponer con absoluta independencia y sin límite de tiempo, y todo ello con el fin de defender el derecho de defensa que no debe ser cercenado bajo ningún concepto.

 

La interrupción abrupta a la que hemos hecho referencia realmente vulnera el derecho de defensa y obviamente provoca indefensión por lo que se decreta la nulidad de actuaciones.

 

jose maria garzon

abogado

1 Comment

  1. Bablofil dice:

    Thanks, great article.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *