jose maria garzon y el testamento ológrafo

jose maria garzon
jose maria garzon flores sitio en estrados
27 marzo, 2017
jose maria garzon
jose maria garzon policias y audiencia
2 abril, 2017
jose maria garzon

jose maria garzon

Desde el despacho del abogado José María Garzón recientemente se ha dictado una sentencia muy pero que muy curiosa sobre los testamentos ológrafos. Por unos demandantes se  solicita la protocolización de un testamento que se celebra de esta manera denegándola porque estima que carece de un elemento que es considerado fundamental, cual es la firma de la testadora. Así aunque los demandantes entendían que al hacer constar en el cuerpo del citado testamento el nombre completo con apellidos, escrito de puño y letra por la testadora, era equivalente a estampar su firma, condición ésta preceptiva según nuestra legislación civil entender completo y válido el testamento ológrafo otorgado, tanto el Juzgado que recibe la demanda como la Audiencia Provincial que dicta su declaración sobre la pertinencia de la declaración por el Juzgado de Primera Instancia en el pertinente recurso de Apelación, estiman que el testamento así otorgado carece de validez pues es ésta una condición esencial ya que se exige que en el testamento ológrafo se compruebe la identidad del testador por medio de tres testigos que conozcan la letra y la firma del testador, por lo que según la citada sentencia la firma en el testamento ológrafo es de vital trascendencia y relevancia para otorgar al documento el valor de ser otorgado por el mencionado testador.

Como podéis observar y tanto que hemos machacado desde este blog con el hecho de que el testamento ológrafo suele dar tal cantidad de problemas y son tantos los requisitos que se necesitan para que los Tribunales y Juzgados lo consideren otorgado correctamente que siempre os aconsejamos que contactéis con nosotros o con profesionales acreditados que os ayuden a cumplimentar éstos de suerte que no puedan ser declarados nulos, con el consiguiente efecto de no cumplir con la voluntad del testador y ello sólo por la complejidad de los requisitos formales que se necesitan para su corrección.

 

jose maria garzon flores abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *