jose maria garzon abogado

jose maria garzon
diferentes tipos de procesos penales
28 enero, 2017
jose maria garzon
jose maria garzon reivindicación
15 marzo, 2017
jose maria garzon

jose maria garzon

José María Garzón Flores abogado

 

Acabo de leer en confilegal  los aforismos que nos dejó Cervantes en El Quijote encaminados a la recta administración de justicia y me pregunto si éstos se encuentran de plena actualidad entre nuestros días. El que más me ha llamado la atención ha sido el de cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo el rigor de la ley al delincuente, que no es mejor fama la del juez riguroso que la del compasivo. Recordé al poco de leerlo aquella frase de Mao Zedong que decía que dónde hay voluntad de condenar, las pruebas acaban apareciendo.

 

Los profesionales del derecho sabemos sobradamente que lo anterior es así y que el ejercicio de los jueces y tribunales, a veces, busca un fin determinado sin preocuparse demasiado por la impartición de justicia sino más bien con cumplir una prejudicialidad que ellos de momento ya han aplicado.

 

Se que esta aseveración va a parecer escandalosa pero existen infinidad de situaciones vividas a lo largo de una carrera profesional dónde vemos que no sólo es cierto lo anterior sino que además observamos como los tribunales que han de atender a un recurso afean y tachan de caprichosa la actuación del primer Juez.

 

Pondría un sin fin de ejemplos, algunos incluso que mantuvieron a personas inocentes, porque así se declararon finalmente, en prisión hasta que fueron juzgadas y declaradas inocentes. Pero mi pregunta sobre una situación que se da en la realidad es directa. ¿Existe un mecanismo de auto regulación por parte de la Administración de Justicia para corregir estos extremos si no son denunciados por el particular? Simplemente no y como el particular por regla general desdeña el acudir a un sistema jurídico que cree que va a hacer más caso al Juez o Magistrado, las conductas, alguna de ellas incluso delictivas por parte del Juez quedan impunes.

 

José María Garzón Flores abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *